El comisario Artemio Martínez trazó en In Tempore Sueborum la evolución del cristianismo en la Gallaecia sueva

El ponente desarrolló en el Foro La Región el contenido que se muestra especialmente en Santa María Nai

OURENSE, 8 de enero de 2018.- El también comisario de In Tempore Sueborum, Artemio M. Martínez tejada, ofreció la segunda conferencia del ciclo de dicha exposición, que se desarrolla en el marco del Foro La Región. Este especialista en arquitectura cristiana tardoantigua, habló ante un auditorio repleto de público, precisamente sobre esta cuestión en el tiempo de los suevos. El contenido de su ponencia es el que está desarrollado en el espacio del Santa María Nai, dedicado precisamente al cristianismo en la época que nos ocupa. Martínez Tejada explicó que cuando a principios del siglo V llegaron a Hispania los ‘pueblos bárbaros’ (alanos, vándalos, suevos y godos), “la Iglesia de la Península Ibérica se encontraba inmersa en un proceso de oficialización, organización y expansión, que se originó unos años antes, a finales del siglo IV, con varios edictos imperiales, y que concluirá -en lo que al regnum sueborum se refiere- hacia el año 585, ya a finales del siglo VI”.

Según el ponente, se trata de un proceso que, en las tierras de la Gallaecia en tiempo de los Suevos, se articula en dos momentos bien distintos: “un primer momento (desde su asentamiento hasta mediados del siglo VI) que marcado por la singular convivencia entre las prácticas paganas y las cristianas dará lugar a particulares fenómenos de interacción y sincretismo cultural” pues, prosigue el doctor Martínez, los suevos se asentaron en un territorio “ya inmerso en un tránsito, todavía incipiente pero inexorable, hacia la implantación del Cristianismo como religión e ideología preponderante. Un tránsito en el que la Iglesia de época sueva tuvo que enfrentarse a graves problemas dogmáticos como el fenómeno priscilianista”.

El público llenó el salón de actos del Centro Marcos Valcárcel. FOTOS: Alberte Paz.

El segundo momento queda fijado desde mediados del siglo VI hasta el año 585, en el que se dejará sentir lo que lo que han denominado como ‘efecto san Martín’, que, según el conferenciante, es “consecuencia de las transcendentales actividades (pastoral, evangélica y, sin duda, sociopolítica) desarrolladas por San Martín de Dumio en la Gallaecia, tanto entre la élite dirigente sueva como entre los rustici”. Fue aquel un momento de ebullición misionera en la Iglesia sueva que, explica Artemio Martínez, entonces comenzaba a ejercer su control de manera efectiva “más allá del suburbium, sobre el territorium”.

Los dos momentos citados tuvieron su reflejo, obviamente, en el desarrollo de la arquitectura religiosa de la Gallaecia. “Una arquitectura cristiana de los siglos V y VI -que algunos consideran ‘paleocristiana’ pero que nosotros preferimos denominar ‘de época sueva’- que estamos comenzando a conocer gracias a la Arqueología, aunque todavía falta mucho por estudiar e investigar”. Los textos dibujan un paisaje monumental de la Gallecia en el tiempo de los suevos, salpicado de conjuntos episcopales, monasterios e iglesias aldeanas o parroquias, “pero la realidad es que el rico y diverso patrimonio arquitectónico cristiano de la Gallaecia en el tiempo de los suevo todavía está, en su mayoría, por descubrir y por estudiar”.

El conferenciante fue presentado por el compañero comisario, Jorge López Quiroga.

​Artemio Martínez es doctor en Filosofía y Letras, división Geografía e Historia – sección Historia del Arte- por la Universidad Autónoma de Madrid, adquirió el grado de Doctor (2004) con una tesis doctoral sobre la arquitectura monástica del Reino de León en tiempo de San Genadio (ss. IX-X). Ha colaborado en más de una docena de proyectos de investigación (tanto nacionales como internacionales), destacando la dirección y elaboración, entre los años 2008-2009, por encargo de la Junta de Castilla y León, del Plan Director de San Miguel de Escalada (León), Monumento Nacional desde 1886; en la actualidad forma parte del proyecto arqueológico que National Geographic desarrolla en San Pedro de Montes (León) bajo la dirección de Jorge López Quiroga y dirige desde 2017, junto al mismo, el proyecto La Tebaida berciana (ss. VII-XV), financiado por la Junta de Castilla y León. Hasta el momento ha publicado tres obras, dos dedicadas a edificios monásticos altomedievales leoneses: San Miguel de Escalada (2005) y Peñalba de Santiago (2010), y la más reciente, publicada en 2017, dedicado a las ‘iglesias orientalizadas/arabizadas’ del Reino de León del siglo X.

Investigador Contratado por la Universidad Autónoma de Madrid (2006-2008) y Técnico de Gestión en el Ministerio de Cultura (2009), su principal línea de trabajo e investigación, a lo largo de estos últimos 30 años, ha sido el estudio de la arquitectura cristiana tardoantigua y medieval hispana (ss. IV-XIII), y a ella ha dedicado más de un centenar de trabajos (entre monografías, artículos, comunicaciones y ponencias) y conferencias. Especial relevancia en su línea de investigación tienen los temas de la arquitectura monástica y de los espacios funerarios.

Acreditado desde 2010 por la ANECA con la Cat. de Prof. Ayudante Doctor, es Investigador Colaborador del Institut de Recerca Històrica (Universitat de Girona) y Pesquisador Associado del Programa de Estudos Medievais del Instituto de Historia de la Universidade Federal do Rio de Janeiro (Brasil).

En la actualidad desarrolla su carrera de funcionario en la UAM al tiempo que forma parte del Consejo de Redacción de la revista Antigüedad y Cristianismo (Universidad de Murcia) y es evaluador de la revista RAMPAS (Universidad de Cádiz); durante dos años ejerció como Tutor Profesional de las prácticas de los alumnos del Máster de Estudios Medievales de la Universidad Autónoma de Madrid en el Fundación Santa María la Real (Madrid) y es co-editor de varios volúmenes de la serie ASLAEME, publicada en los British Archaeological Report (BAR, Oxford).

Compartir enShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

VOLVER