Sussane Hakenbeck mostró las perspectivas que ofrecen los isótopos para conocer los pueblos de la Tardoantigüedad

La investigadora habló en el Foro La Región sobre las entidades entrelazadas en los siglos IV al V

OURENSE, 5 de marzo de 2018.- La profesora Susane Hakenbeck disertó en In Tempore Sueborum, dentro del Foro La Región, sobre la aplicación de los isótopos para el estudio de las identidades entrelazadas en la cuenca del Danubio durante los siglos IV y V. La profesora de la Universidad  de Cambridge señaló que el movimiento de los Hunos hacia Occidente y la presión sobre las fronteras desencadena ese movimiento de población y hay una serie de elementos arqueológicos encontrados en las tumbas que pueden ser vinculados con los hunos. Entre esos materiales hay hebillas, fíbulas, etc. Mas, al mismo tiempo, está la cuestión de los cráneos deformados en la infancia, que le dan esa forma rectangular característica.

La investigadora analizó esas tumbas que se encuentran en Centroeuropa y concretamente en la Panonia y en el sureste y sur de Alemania, a través de un método que es el que permite detectar una presencia de isótopos del carbono y de estroncio en los huesos. La presencia de isótopos de carbono de estrocio permite hablar de la dieta. Las proporciones en los isótopos de estroncio de nitrógeno en los huesos nos puede indicar qué tipo de agua consumían y que alimentación tenían. Y gracias a conocer ese tipo de alimentación es posible saber si eran gentes vinculadas a un sistema de pastoreo nómada o agrícola, y sedentario. Los romanos eran sendentarios y los bárbaros eran nómadas. Así se podrá determinar si esas poblaciones tenían ese tipo de alimentación y si, por lo tanto, son hunos o se trata de población local para compararlo con los materiales que hay.

Sussane Hakenbeck fue presentada y traducida por el comisario de In Tempore Sueborum Jorge López Quiroga. FOTOS: Alberte Paz.

Sussane explicó su método científico para analizar las necrópolis y dijo que no siempre se corresponden los materiales que se encuentran en las tumbas como los cráneos deformados con poblaciones procedentes de fuera sino que muchas veces se trata de población local. Y se vuelve a tratar el tema de la difusión de la moda póntico-danubiana.

Una de las grandes conclusiones de la investigadora es que esa presión de los hunos no se debió a que fueran grandes depredadores sino a que esto pudiera estar vinculado a una estrategia económica. Las fíbulas que se observan en las vitrinas de In Tempore Sueborum tienen esa influencia del ámbito húnico, muy conectado con Oriente. Los hunos son los que difunden esa vestimenta entre las élites bárbaras de Centroeuropa.

Compartir enShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

VOLVER