El vacío de lo que hasta hace poco fue In Tempore Sueborum

OURENSE, 15 de mayo de 2018.- Este es el aspecto que muestran las salas de la exposición In Tempore Sueborum, clausurada con un gran éxito de visitantes y de impacto tanto económico como social, el pasado día 7 del presente mes. Las piezas de gran valor que le dieron a esta muestra carácter internacional, ya se fueron de Ourense, cada una para su museo. El esplendor de las salas queda apagado, diluyéndose en el vacío para ser sustituido su contenido por otros eventos culturales, en el Centro Marcos Valcárcel y en el Museo Municipal; y por bancos para los fieles, los bancos de siempre, en la iglesia de Santa María Nai.

Mas, a pesar de este vacío, In Tempore Sueborum no está muerta pues vive tanto en el recuerdo de esos 44.299 visitantes como en el catálogo, próximamente en el volumen de estudios, en el georadar que se pasará en la iglesia de Santa María Nai, en el documental y en esta misma web. Pero también permanecerá viva por años en el mundo científico de todos aquellos departamentos de universidades donde se investiguen los siglos V y VI de la Tardoantigüedad.

Aspecto que presentaba el pasado lunes la iglesia de Santa María Nai. FOTOS: Alberte Paz.

Ourense tuvo la gran oportunidad de vivir y disfrutar de una exposición única en toda Europa. Nunca se había visto otra igual. Organizada y patrocinada por la Deputación Provincial de Ourense, puso a la ciudad de As Burgas en el camino de las grandes exposiciones culturales.

Vitrinas sin piezas en la sala del Museo Municipal de Ourense.

La investigación científica en la que se sustenta este gran acontecimiento ahora finalizado, obra de los comisarios Jorge López Quiroga y Artemio M. Tejera, seguirá dando que hablar en los ámbitos correspondientes. En los medios de comunicación queda una fuerte huella de In Tempore Sueborum, como ya se dijo.

Compartir enShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

VOLVER